Proyecto de vivienda unifamiliar emplazada sobre un solar extremadamente irregular con pendientes variables de entre el 5% y el 30%. Presenta, además dos plataformas, diferenciadas por 4,5 m2 de altura entre ambas y que condenan el acceso de la finca al nivel superior. Tras la dificultad para conjugar en una única solución las características físicas de la finca, se proyecta una arquitectura en cascada, donde los módulos se deslizan desde el nivel superior, formando tres volúmenes.

OTROS PROYECTOS EN VOLUMEN