Sobre una superficie rectangular de 1.376 m2, con acusada pendiente se emplaza esta vivienda de dos niveles formados por tres volúmenes entrelazados cuya superficie edificada cuenta con 298 m2 distribuidos en dos plantas, que se adaptan a la topografía y a la forma del terreno de modo orgánico, buscando en todo momento la máxima conexión con el entorno y la permeabilidad de la luz natural.

OTROS PROYECTOS EN VOLUMEN