En esta vivienda de tres plantas, se realiza una distribución que prima la ausencia de barreras visuales y de circulación, y en la cual la vida cotidiana se pudiese realizar únicamente en la planta baja, ubicando en ésta la zona de día, y el dormitorio principal, con su baño y vestidor. De este modo, se evita el recorrido por las escaleras para la circulación por las estancias principales de la vivienda.

Uno de los elementos principales que proporcionan una definición de espacios adecuados, y a la vez una circulación fluida es la chimenea a dos caras, que divide el salón del comedor, y que oculta parcialmente la estancia de la cocina actuando de este modo como eje en la distribución de la zona de día de la vivienda.

En esta vivienda de tres plantas, se realiza una distribución que prima la ausencia de barreras visuales y de circulación, y en la cual la vida cotidiana se pudiese realizar únicamente en la planta baja, ubicando en ésta la zona de día, y el dormitorio principal, con su baño y vestidor. De este modo, se evita el recorrido por las escaleras para la circulación por las estancias principales de la vivienda.

Uno de los elementos principales que proporcionan una definición de espacios adecuados, y a la vez una circulación fluida es la chimenea a dos caras, que divide el salón del comedor, y que oculta parcialmente la estancia de la cocina actuando de este modo como eje en la distribución de la zona de día de la vivienda.

En esta vivienda de tres plantas, se realiza una distribución que prima la ausencia de barreras visuales y de circulación, y en la cual la vida cotidiana se pudiese realizar únicamente en la planta baja, ubicando en ésta la zona de día, y el dormitorio principal, con su baño y vestidor. De este modo, se evita el recorrido por las escaleras para la circulación por las estancias principales de la vivienda.

Uno de los elementos principales que proporcionan una definición de espacios adecuados, y a la vez una circulación fluida es la chimenea a dos caras, que divide el salón del comedor, y que oculta parcialmente la estancia de la cocina actuando de este modo como eje en la distribución de la zona de día de la vivienda.

En esta vivienda de tres plantas, se realiza una distribución que prima la ausencia de barreras visuales y de circulación, y en la cual la vida cotidiana se pudiese realizar únicamente en la planta baja, ubicando en ésta la zona de día, y el dormitorio principal, con su baño y vestidor. De este modo, se evita el recorrido por las escaleras para la circulación por las estancias principales de la vivienda.

Uno de los elementos principales que proporcionan una definición de espacios adecuados, y a la vez una circulación fluida es la chimenea a dos caras, que divide el salón del comedor, y que oculta parcialmente la estancia de la cocina actuando de este modo como eje en la distribución de la zona de día de la vivienda.

OTROS PROYECTOS EN AMBITO